×
Modal title
                     

Regístrate información sobre el modelo educativo.

Nombre:
Por favor, introduce tu nombre.
Email:
Por favor, introduce tu email.
Teléfono:
Por favor, introduce tu número de teléfono.
                     
¿Formas parte de la familia Andes Culiacán?

No
Acepto términos del aviso de privacidad
Por favor, accepta los términos del aviso de privacidad.
Registrar
Obtén información sobre la red y nuestro modelo educativo solicitando información personalizada

Educación diferenciada

Trabajamos con cada alumno un proyecto personal de formación integral desarrollando cada área: intelectual, humana, social y espiritual.
×
Modal title
                     

Regístrate información sobre el modelo educativo.

Nombre:
Por favor, introduce tu nombre.
Email:
Por favor, introduce tu email.
Teléfono:
Por favor, introduce tu número de teléfono.
                     
¿Formas parte de la familia Andes Culiacán?

No
Acepto términos del aviso de privacidad
Por favor, accepta los términos del aviso de privacidad.
Registrar
Entendemos por educación diferenciada, separar a las niñas y los niños en aulas distintas, cambiando el método de enseñanza mas no el contenido. Si las niñas y lo niños son diferentes, también aprenden, piensan y quieren de manera distinta.

El contenido curricular no cambia, simplemente que, en un entorno separado, la enseñanza se ajusta a las preferencias, necesidades, motivaciones y al estilo de aprendizaje de cada sexo.

Ustedes como padres, saben que cada hijo es distinto, cada hijo es único y cuenta con cualidades, talentos y particularidades que no se repiten de la misma forma en sus hermanos o en sus amigos, pues cada ser humano es único. Que lo mejor es dar a cada hijo lo que necesita según su edad, su madurez, su sexo y su carácter.

Por ejemplo, no duermen en la misma recámara los niños con las niñas, no se les compran los mismos juguetes a los niños que a las niñas y no se corrigen igual a los niños que a las niñas. Como padres, saben de primera mano que las preferencias y necesidades de cada hijo son distintas y se acentúan según el sexo al que pertenecen. Esto es debido al hecho que todo hombre y mujer, aunque sean iguales en dignidad, tienen cualidades propias que la naturaleza da por el hecho de ser hombre o ser mujer, es decir, tener una distinta identidad.